Se puede cuidar el medio ambiente y ser rentable al mismo tiempo.

Se puede cuidar el medio ambiente y ser rentable al mismo tiempo.

La economía circular propone cambiar la forma de producir y de consumir para poder tener un crecimiento económico.

Suena como algo radical, pero realmente no lo es, la economía circular es sencillamente un modelo de producción y consumo que garantiza un crecimiento sostenible en el tiempo. Con la economía circular y Recirculando promovemos la optimización de recursos, la reducción en el consumo de materias primas y el aprovechamiento de los residuos, reciclándolos o dándoles una nueva vida para convertirlos en nuevos productos. El objetivo de la economía circular es, por tanto, aprovechar al máximo los recursos materiales de los que disponemos alargando el ciclo de vida de los productos.

Según datos de BBVA y un informe regional de la ONU, en términos de gestión de residuos urbanos, un tercio de estos residuos urbanos generados en América Latina y el Caribe aún termina en basureros.

Cada latinoamericano genera un kilo de basura al día y la región en su conjunto, unas 541.000 toneladas, lo que representa alrededor de un 10% de la basura mundial. La perspectiva es que la basura continúe creciendo y que en 2050 se alcancen las 671.000 toneladas de desechos.

En el informe de 2018 “Perspectivas de la gestión de residuos en América Latina y el Caribe” ONU Ambiente informa que el 50% de residuos urbanos que se generan en América Latina son orgánicos y el 90% de estos no se aprovechan, de manera que acaban desaprovechándose y terminan en vertederos.

Parte de lo que es la economía circular tiene que ver con el rediseño de cómo estamos produciendo y utilizando recursos de la naturaleza para producir nuevos productos, para que desde el momento de la concepción del producto se vaya pensando en que no existe ciclo de vida y final de su uso o consumo, y que vuelva a la naturaleza.

Sobre El Autor

Deja una Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.